¿Cómo elegir el mejor posgrado? Diez puntos a considerar

La decisión de estudiar un posgrado implica no solo ampliar tus conocimientos. En muchos casos, va fuertemente ligada a fortalecer tu currículum y buscar el trabajo de tus sueños. ¿Cómo identificar el que más te conviene?

¿Ya decidiste dar el paso y estudiar un posgrado? De inicio, para afianzar tu decisión, te compartidos dos datos relevantes:

La tasa de desempleo para los egresados con posgrado es de apenas 0.9%, en comparación con el 2.6% para egresados con licenciatura.

Un 23% de egresados con licenciatura se ubica en empleos informales, mientras que el mismo porcentaje en los de posgrado es de solo 13%.

¿Necesitas más información para no quitar el dedo del renglón? De acuerdo con Pablo Clark, investigador del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), estudiar un posgrado podría ser un factor determinante para conseguir el empleo deseado, o bien, para un aumento salarial. Además, hoy todavía es un importante diferenciador del currículum: según el informe de la OCDE, Panorama de la Educación (2017), solo uno de cada 100 mexicanos de entre 25 y 64 años de edad cuenta con una maestría.

Sabemos que incluso con la decisión tomada, podrías experimentar algún recelo. Es normal: te das cuenta de las dosis de esfuerzo que requerirá tu regreso al estudio, y de algunas otras incertidumbres. No es para menos: estás frente a una de las elecciones más importantes de tu vida profesional (tal vez tanto como la de tu carrera). Sigue leyendo esta entrada si te sientes con seguridad; si aún lo meditas, tal vez te sirva plantearte nuestras tres preguntas.

Con tu decisión tomada, aquí te presentamos diez aspectos a considerar para elegir el posgrado que más te convenga. Puedes usar esta lista como un checklist que te acompañe en tu elección de programa. ¡Te deseamos mucho éxito y mucha claridad en lo que elijas!

Estudiar un posgrado podría ser un factor determinante para conseguir el empleo deseado, o bien, para un aumento salarial

1. El valor de la experiencia

Una manera de poner orden a nuestros pensamientos para ver las cosas con mayor claridad es considerar algunas recomendaciones basadas en las experiencias de otros que ya han transitado por el mismo camino. Consulta a tu exprofesor de la carrera, o al familiar o amigo que estudió alguna licenciatura o ingeniería como la tuya y luego se movió a un posgrado. ¿O qué tal a tu jefe, o algún otro colega en tu trabajo, que sabes que mejoró su puesto a partir de esa decisión? Haz una lista de preguntas sobre el programa que estudiaron y plantéaselas en corto.

2. Dónde, cómo y cuánto

Toma en cuenta todas las implicaciones de que se lleve a cabo en tu ciudad o en otra, incluso en otro país. No está de más decirlo: considera costos de vivienda, alimentos, servicios, matrícula y transporte; acceso a financiamientos y becas; sitios de residencia y otros requerimientos como seguros de gastos médicos o cuotas específicas no asociadas a la matrícula y no cubiertas por las becas (la mayoría de programas extranjeros los requieren).

3. Si es un programa presencial, en línea o híbrido

Si tus clases van a ser en línea, el hecho de que la sede esté en una ciudad diferente a la tuya no representa mayores complicaciones, pero si el posgrado que estás pensando tiene modalidad presencial, deberás considerar tiempos y costos de traslado. Ten en cuenta que el estudio del programa y sus actividades requerirán parte de tu agenda; si eliges una modalidad que exige de ti conexión o presencia a determinada hora y lugar, deberás restar eso del tiempo de tu día.

4. Duración y grado de dificultad

Es importante que lo repitamos: asegúrate de que cuentas con la disponibilidad de tiempo que el programa demanda sin que pongas en riesgo el resto de tus actividades (más si vas a seguir trabajando mientras lo estudias). Revisa horarios, carga semanal y mensual de horas clase y horas de actividades extracurriculares. Analiza también la duración total del programa (por lo regular, toman mínimo dos años). Asume el desgaste como una inversión, pero inviértelo de forma inteligente: ¿qué tanto puedes dar por el programa? ¿El mismo en otra modalidad te permitiría un mejor flujo de tiempo?

5. Modalidades de titulación y requisitos

Te sorprenderá saber esto, pero hay quien elige el programa de estudios sin saber la diferencia entre un proyecto empresarial, una tesis o un examen Ceneval como modalidades de titulación. En algunos casos, para egresar es necesario contar con publicaciones, estancias en el extranjero o proyectos que hayan sido avalados por pares. Asegúrate de entender a cabalidad todos los requisitos de egreso antes de empezar.

6. Tus intereses, necesidades y capacidades

Seguro has llegado hasta al punto de evaluar a detalle una serie de programas habiendo analizado primero tanto lo que deseas como cuáles son tus principales habilidades. Ese es un doble principio elemental para elegir el programa en cuestión: valora tus intereses, pero también tus necesidades y tus habilidades. ¿Todo eso? Sí, aunque puesto en una balanza, pues tal vez descubras que las habilidades que se requieren y no tienes las puedes desarrollar, o que tus necesidades están por encima de lo que te consideras capaz de hacer y que deseas lanzarte al reto e ir más allá de los límites que conoces en ti. Se vale: elegir un posgrado es también una forma de probarte y superarte.

7. Formación académica

Un buen inicio es que el posgrado que elijas vaya conforme, al menos en parte, con tu preparación actual; tal vez no necesariamente la que alcanzaste en tu carrera, sino la que has desarrollado en tu vida laboral. Dale prioridad a tu formación académica, formación complementaria, idiomas, conocimientos informáticos y todo tipo de especialidades que sean de importancia para el programa al que aspiras y con lo que ya cuentes.

8. Habilidades blandas

Es importante que el posgrado de tu elección corresponda tanto con tus hard skills como con tus soft skills. ¿Las recuerdas? Son las habilidades que no se aprenden en un diplomado o curso, sino en la interacción diaria: paciencia, capacidad de liderazgo, adaptabilidad al cambio, flexibilidad y resiliencia son algunos ejemplos. Dependiendo del contenido del posgrado y de la modalidad será la demanda en este sentido, y si ya cuentas con las habilidades blandas necesarias tu transición por el programa fluirá más holgadamente.

9. Tu trayectoria

Sabemos que ya tienes un importante camino construido. Úsalo como uno de tus filtros para elegir cuál posgrado estudiar. Todo lo que sume hasta ahora resulta valioso: trayectoria laboral, investigaciones realizadas, prácticas, proyectos, premios obtenidos, publicaciones… dimensiona todo el aprendizaje materializado en hechos y alcances que has acumulado desde que egresaste de la carrera y analiza cuáles se acercan más a los requerimientos o perfiles de ingreso de esos programas de estudio que estás considerando.

10. El futuro de tu industria o profesión

Todas las industrias y profesiones evolucionan, ¿hacia dónde va la tuya? Tal vez un posgrado llame más tu atención por lo que hoy día podrías hacer con él, pero ¿será el adecuado para el camino que tu profesión puede seguir? ¿Te preparará también para lo que podrías hacer como profesionista en los próximos diez años? Tal vez la clave no esté en los conocimientos técnicos que te dé, sino en los aprendizajes estructurales que te brinde: disciplina, organización, comunicación efectiva. Valora qué tanto los programas que revisas podrían potenciar en ti esas otras habilidades no disciplinares, las habilidades del futuro.

Tómate tu tiempo

¿Ya has hecho tu decisión? Estamos seguros de que será la mejor de tu vida profesional reciente. No temas: los caminos te llevarán a aquello hacia donde tú elijas moverte con tenacidad y disciplina, porque has empezado a andar teniendo claras tus metas ¡y tu posgrado es parte de tu plan para alcanzarlas! Esto siempre da la mejor perspectiva al tomar los pasos posteriores. Anímate, lo que sigue será crecer. Disfruta el proceso. Estamos contigo.

Fuentes

  • Guía completa para estudiar un posgrado en México – Universia
  • Cómo elegir la mejor maestría para impulsar tu carrera – Alto Nivel
  • 8 tips que te ayudarán a escoger la maestría que necesitas estudiar – El Financiero
  • La calidad del posgrado en México – Armando Rugarcía
  • Panorama de la Educación – OCDE